Conservas de cerezas

Las cerezas son un fruto que llega a los mercados españoles entre los meses de abril y julio, dependiendo de la variedad y su zona de cultivo. Sin duda su corta temporada hace que disfrutemos de muy poco tiempo este delicioso fruto.

Una forma de disponer de las cerezas para postres y recetas es conservarlas para utilizarlas con posterioridad. A continuación te indicamos las recetas más tradicionales para que las hagas en casa de una forma muy sencilla.

En anteriores artículos vimos cual era la forma ideal de congelar cerezas, pero hoy nos vamos a centrar en la realización de conservas.

 

Cerezas o guindas en almíbar

En muchas ocasiones nos surgen ideas de recetas donde las guindas se convierten en un toque original y necesario en todas ellas. Una buena idea es utilizar la temporada de cerezas para realizar nuestras propias conservas de guindas, a las que daremos uso durante todo el año.

Para esta fácil receta necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 Kg de cerezas
  • 500 ml de agua
  • 500 gramos de azúcar

 

Modo de preparación

Para realizar esta receta podemos utilizar tanto el producto al natural como proceder a deshuesarlo, dependiendo de nuestros gustos.

Necesitamos una cacerola pequeña (ya que es conveniente que el agua cubra todas las cerezas) en la misma ponemos a cocer el agua mezclado con azúcar, removiéndolo de vez en cuando para que se haga el almíbar. Dejar hervir a fuego lento unos 10 minutos.

Cuando el agua esta hirviendo, introducimos las cerezas y las dejamos cocer unos 5 minutos. Es aconsejable estar pendiente de que las cerezas no se lleguen a deshacer durante la cocción.

Sacamos las cerezas y las depositamos en los tarros donde vamos a realizar las conservas.

Dejamos el almíbar cocer de nuevo durante unos 5 minutos más, para a continuación rellenar con el los frascos o recipientes donde hemos depositado las guindas. Una vez rellenado procedemos a cerrar los envases.

Con esta simple receta dispondremos de cerezas en almíbar para todo el año.

 

Cerezas en almíbar

 

Mermelada de cerezas

Otro recurso para muchos postres y cocina en general son las mermeladas. Una buena mermelada de cerezas puede darnos mucho juego, tanto para desayunos, postres o salsas para otras recetas.

Una mermelada de cerezas casera es muy fácil de hacer con esta sencilla receta. Para ello tan solo necesitamos:

  • 500 gramos de cerezas
  • Zumo de medio limón
  • 250 gramos de azúcar

 

Modo de preparación

Para comenzar, debemos de quitar el rabito y deshuesar las cerezas.

Añade en un bol las cerezas, el zumo de limón y el azúcar. Necesitamos mezclarlo muy bien, para a continuación dejar reposar en la nevera la mezcla durante unas dos horas.

Una vez pasado este tiempo, lo vertimos en una cacerola donde lo ponemos a cocer. Cuando rompa a hervir, ponerlo a fuego lento durante aproximadamente 25 minutos. Removiendo la mezcla de vez en cuando.

Las cerezas no producen una mermelada espesa, si queremos conseguirla es necesario añadir a la mezcla gelatina cuando empiece a hervir, la cantidad dependerá de la consistencia que mejor se adapte a nuestro gusto.

Una vez terminado debemos de tener en cuenta si nos gusta mas liquida o con trocitos de fruta, si nos decantamos por la primera opción es necesario triturarla con una batidora o túrmix.

Solo nos quedaría envasarla, si queremos que aguante durante todo el año, sería conveniente hacerlo al vacio.

 

Mermelada de cerezas

 

Conservas de cerezas para postres

A lo largo del año necesitamos cerezas al natural para realizar postres y tartas, con esta receta vamos a ver la mejor forma de conservarlas, para que no pierdan ni su sabor ni sus propiedades.

Para ello necesitaremos algo tan sencillo como:

  • Cerezas
  • Azúcar
  • Tarros de cristal

 

Modo de preparación

El primer paso como es natural es quitarles el rabito y lavarlas bien, podemos conservarlas enteras o bien partirlas por la mitad y proceder a deshuesarlas.

A continuación añadimos las cerezas a los frascos mezcladas con azúcar (para un tarro grande bastará con una cuchara sopera de azúcar), es necesario que quede bien mezclado. Una vez realizada esta mezcla procedemos a llenar con agua.

A continuación procederemos a introducir los frascos en una olla grande, donde los cubriremos con agua. Una vez rompa a hervir mantendremos la cocción durante 20 minutos.

 

Conservas de cerezas al natural

 

 

Esperamos que pongas en práctica estas recetas que te permitirán disfrutar de las cerezas durante todo el año.

Es conveniente que tengas en cuenta que en este tipo de recetas el nivel calórico aumenta de forma considerable, debido a las cantidades de azúcares necesarios para su elaboración. Si bien en la mayoría de los casos conservan sus minerales y vitaminas característicos.

Al centrarnos en el mundo de la repostería para realizar esta breve guía sobre la conservas de cerezas hemos dejado aparte un método de conservación muy arraigado en nuestro país, que es la conservación en alcohol, ya sea en aguardiente o con diferentes licores. Las cerezas combinan magníficamente con el alcohol, motivo por el cual en muchas regiones españolas se han convertido en productos muy típicos. Con seguridad en posteriores artículos haremos un repaso a sus recetas más tradicionales.

2017-02-20T19:26:14+00:00 Cerezas|0 Comments

Leave A Comment