Como cultivar un cerezo en tu jardín

Con la llegada de la primavera florecen nuestras plantaciones de cerezos, convirtiéndose en un espectáculo que atrae a gente de toda la provincia con el único fin de disfrutar de este gran espectáculo visual que nos ofrece la naturaleza.

Impresionados por la belleza de su floración, muchos amigos nos preguntan con curiosidad sobre la posibilidad de plantan cerezos en sus jardines o terrenos, simplemente como árbol ornamental, pero también para poder disfrutar cada temporada de las deliciosas cerezas que ofrezca.

En este artículo vamos a intentar dar las claves para cultivar un cerezo en un jardín de una forma fácil y sencilla.

 

Requisitos del terreno

A la hora de plantar un cerezo, necesitamos que tanto el terreno como el clima nos ofrezcan una serie de particularidades para que el árbol crezca en buenas condiciones.

Debemos de tener en cuenta que este árbol en condiciones óptimas puede crecer mucho, es necesario disponer de un espacio amplio para el mismo. En cuanto al terreno, en primer lugar es necesario contar con un suelo que sea fértil y profundo, que el árbol reciba muchas horas de sol, pero también la necesaria sombra. Otro aspecto a tener en cuenta es la exigencia de que la tierra sea suelta, bien aireada y que drene muy bien, un terreno rico en arcillas no es muy adecuado para plantar cerezos.

Respecto al clima, si bien donde se desarrollan plenamente los cerezos es en terrenos de montaña que ofrezcan veranos calurosos a la vez que inviernos muy fríos, a la hora de querer disponer de este árbol simplemente como elemento ornamental para nuestro jardín, las condiciones no tienen que ser tan exigentes, ya que el cerezo también se adapta muy bien a climas templados.

Es importante cuando nos decidimos por este frutal, la necesidad de resguardarlo de fuertes vientos, ya que en época de floración el viento puede arrancar las flores, arruinando nuestra pequeña cosecha.

Las cerezas gustan a todos, y a algunas especies de pájaros con locura. Ten en cuenta que es un fruto muy codiciado por las aves y necesitaras protegerlo de las mismas.

 

Plantar el cerezo

Lo ideal para plantar un cerezo de forma sencilla, es comprar el plantón en un vivero cercano a nuestra localidad, ya que ellos conocerán las especies más indicadas para la zona. Aconsejamos que el plantón tenga por lo menos un año, con el fin de asegúranos que posee una buena polinización.

Algunas variedades necesitan polinización entre árboles, dependiendo de la especie necesitaremos por lo menos dos cerezos para que fructifiquen. Dependiendo de tus preferencias, bien a la hora de la floración (donde hay especies verdaderamente llamativas por sus flores) o a la calidad final de su frutos. Debemos de elegir entre diferentes especies de cerezos.

Pide consejo en tu vivero habitual sobre tus preferencias y las necesidades de cada especie.

A la hora de cavar el agujero, la única especificación es que éste sea del mismo tamaño que la maceta del plantón adquirido. Si deseas plantar más de uno es aconsejable que mantengan una distancia entre ellos (dependiendo de la variedad). Ten en cuenta que para que crezca recto es aconsejable guiarlo con una estaca.

Respecto al riego, el cerezo no es un árbol muy exigente, comparado con otros frutales, no es necesaria mucho agua para sus necesidades, incluso llega a aguantar bien en épocas de sequias. No obstante al plantar un árbol nuevo, te aconsejamos que por lo menos riegues todos los días, y que la tierra quede bien empapada.

Por último, recomendar que su plantación se haga durante los meses finales, otoño o invierno.

 

Cerezo ornamental

Los cerezos japoneses son muy apreciados por sus llamativas flores, sin embargo sus frutos son escasos y de peor calidad.

 

Cuidados necesarios para el cerezo

Una vez plantado es aconsejable cubrir el suelo con algún tipo de materia orgánica o mantillo. De esta forma evitaremos las malas hierbas a la vez que ayudamos al terreno a mantener la humedad.

Durante su crecimiento un cerezo no es mucho mas exigente que ningún frutal respecto a los fertilizantes, como todos las plantas necesitan aportes de nitrógeno, fósforo y potasio. Al llegar la época de frutos y la caída de las hojas aumentaremos el potasio y el fósforo, y antes de empezar la vegetación incidiremos en los fertilizantes nitrogenados.

 

Necesidades de poda de un cerezo

Como en todos los frutales, debemos de tener en cuenta que cuantos menos frutos nos ofrezca, mas calidad tendrán los mismos.

Podemos dejarlo crecer tranquilamente hasta que su altura llegue a los dos metros y medio, para en este momento comenzar a efectuar las podas. El momento recomendado es cuando el árbol comienza a perder las hojas, antes de que el árbol entre en  estado vegetativo propio del invierno. De esta forma el árbol cicatrizará antes del periodo crítico donde un frio intenso puede congelar los cortes efectuados.

A grandes rasgos podemos definir la forma de podar un árbol de dos maneras, en forma de vaso o en forma de pirámide. En el caso de un cerezo recomendamos siempre la de pirámide, ya que ayudará en la producción de cerezas.

 

Plantación de tu propio cerezoRecolectar nuestras cerezas

Si has seguido con asiduidad nuestro blog sobre las cerezas, sabrás que son un producto con una temporada muy corta.

El momento óptimo de la recolección te lo dirá el mismo fruto, ya que su color rojo intenso muestra que ha llegado la hora de recoger este sabroso premio a nuestra dedicación por este bonito árbol.

El siguiente paso no es otro que disfrutar de tus propias cerezas.

 

 

Esperamos que éste artículo te sirva para animarte a la plantación de tu propio cerezo. A través de esta breve guía, solo hemos querido plasmar la forma más sencilla de hacerlo. No obstante si necesitas más información, te invitamos a utilizar los comentarios de este blog para que podamos aconsejarte en tu caso en concreto.

 

2017-03-28T19:04:39+00:00 Cerezas|0 Comments

Leave A Comment