Como comprar cerezas y conservarlas adecuadamente

Siempre que acudimos al mercado o nuestra tienda habitual, queremos que el producto que adquirimos sea de la mejor calidad posible. A la hora de comprar cerezas, nos encontramos con la misma tesitura que cuando adquirimos cualquier fruta. Queremos que sean dulces y sabrosas. ¿Pero sabemos exactamente como tenemos que elegirlas?, ante un mostrador lleno de ellas, ¿Cuáles son las mejores?, ¿Por qué criterio nos guiamos?.

Vamos a intentar con este artículo que el comprador sepa cuál es la mejor forma de seleccionar las mejores cerezas y conservarlas, para que después de adquirirlas no te lleves una desilusión, debido a una calidad inferior a la que esperabas o a una mala conservación.

Sigue nuestros consejos y acertarás la próxima vez que compres cerezas.

 

Cuestión de color

Si bien cada variedad tiene un tono diferente, dentro de las mismas aconsejamos decantarnos por las más oscuras en su color característico, la saturación del color nos ofrecerá un dulzor adicional en la fruta. La piel tiene que tener un color firme y brillante, y no tener manchas.

Otro color en el que debemos fijarnos, es el del tallo, tiene que mostrar un color verde con brillo, y ser flexible. Esta elección nos garantiza la frescura del producto, ya que al envejecer o estar demasiado tiempo almacenadas los tallos se vuelve marrones y leñosos.

Así que ya sabes, los colores de las cerezas hablan de su calidad.

 

Tamaño y textura

Y aquí el tamaño si importa, cuanto mas calibre tengan (mas grades sean) mejor.

Elige siempre cerezas carnosas y firmes al tacto. Las cerezas pequeñas o blandas, suelen avisarnos de que han tenido un almacenamiento inadecuado o simplemente que la fruta ya ha perdido su punto de maduración y está envejeciendo, con la normal perdida de sabor y propiedades.

Cuando las cerezas empiezan a perder maduración suelen comenzar a arrugarse ligeramente por la parte cercana al tallo, un síntoma que también nos indica su pérdida de frescura.

Otra cuestión a tener en cuenta es que los tallos de las cerezas se encuentren unidos, es otra señal de frescura del producto.

 

Y por supuesto pruébalas

Sin duda, aquí nuestras posibilidades de equivocarnos disminuyen. Si el dependiente o el establecimiento nos permiten probarlas, hagámoslo. Así es difícil fallar en la elección.

 

Conservación adecuada de las cerezas

 

Conservación de las cerezas

Una vez compradas, tenemos que prestar atención a su conservación. Es importante saber que la cereza es un fruto que madura en el árbol, al contrario que otros que lo hacen durante el periodo de almacenamiento. Motivo por el cual es aconsejable consumirlas en el menor tiempo posible para disfrutar de toda su frescura.

Si por el contrario necesitamos conservarlas para consumirlas en otro momento, es importante que las guardemos en la nevera. Un ambiente fresco conservará el sabor. A la hora de guardarlas en el refrigerador, no les quites el tallo, este les ayudar a conservar su frescura.

Asegúrate de mantenerlas lejos de cualquier alimento que posea un olor fuerte, ya que podría transferirse a las cerezas.

 

Lavar las cerezas solo antes de comerlas

Hay gente que tiene la costumbre de lavar las frutas y verduras cuando nada más comprarla, antes de guardarla en el frigorífico. No es una buena idea, la humedad resultante puede dañar el fruto muy rápidamente.

Nuestro consejo que enjuagues las cerezas con agua fría justo en el momento en que vas a consumirlas.

 

¿Es buena idea congelar las cerezas?

Queda claro que una vez compradas las cerezas debemos de consumirlas lo antes posible, y debemos de conocer que esta fruta no debe de aguantar más de una semana en el refrigerador.

Si nuestra idea es consumirlas más adelante, o incluso guardarlas para cuando no estén en temporada, la mejor idea es congelarlas lo antes posible.

A la hora de congelarlas, lo podemos hacer con o sin el tallo. Es conveniente en primer lugar ponerlas en el congelador en un plato, donde haya una sola capa de cerezas, y una vez congeladas guardarlas en una bolsa al vacio, o con la mínima cantidad de aire posible, ya que el mismo puede producir en el fruto “quemaduras” por congelación.

Una vez congeladas debemos de consumirlas antes de la nueva temporada.

 

Si las cerezas es tu pasión, conocer cómo comprar las mejores y saber conservarlas, sin duda te ayudará a disfrutar más de este delicioso fruto.

 

2017-02-21T13:19:03+00:00 Cerezas|0 Comments

Leave A Comment