Albaricoques. Como elegirlos y conservarlos

Como todos los años, la primavera presagia que está a punto de llegar la temporada de albaricoques. Esta deliciosa fruta empieza a comercializarse justo antes del verano, y dependiendo de sus variedades, podremos comprarlo durante aproximadamente tres meses.

Debido a que su temporada es tan corta, vamos a intentar darte los mejores consejos para acertar en la compra de este delicioso producto tan beneficioso para tu salud como exquisito.

 

Comprar albaricoques. Qué tener en cuenta

El mejor consejo para elegir albaricoques en tu tienda o mercado habitual es buscar los que se encuentran justo en su mejor momento para consumirlos. El albaricoque es un fruto que madura en el árbol, y si es cosechado antes de tiempo a diferencia de otras frutas no madurará en nuestra nevera.

Hay que tener en cuenta que el albaricoque no agradece su refrigeración en la nevera, ya que comienzan a perder sabor y su piel se va arrugando en poco tiempo.  Para apreciar todo su sabor es necesario consumirlo rápidamente. Por lo cual te recomendamos que compres las cantidades que vas a consumir en un intervalo corto de tiempo.

Una vez conocidas estas razones la elección en el punto de venta es sencilla, basta con elegir los frutos en su consistencia óptima (es decir ni muy blandos ni muy duros), descarta los que estén golpeados y elige los que ofrezcan una piel lisa.

 

El albaricoque ideal

El albaricoque ideal tiene un color amarillo que tiende al anaranjado, a veces con una de sus caras más enrojecida. Si el color tiende a tonos rosados, indica un exceso de azúcar en su contenido, que aunque parezca lo contrario puede estropear su sabor.

Al tocarlo, su carne tiene que ser consistente (evita albaricoques muy blandos) pero sin llegar a ser un fruto duro al tacto. Su estancia en cámaras durante un tiempo excesivo, produce una sensación gomosa que detectamos cuando lo apretamos un poco.

Palpar los albaricoques también nos ayudará a detectar arrugas en su piel. Descarta aquellos que las presenten.

Pero sin duda la mejor prueba que le puedes hacer a un albaricoque para decidir su compra es olerlo. Su fragancia se va perdiendo muy rápidamente con los días y sobre todo si ha sido refrigerado, prácticamente la pierde.

 

El albaricoque ideal

 

Conservar los albaricoques

Como hemos comentado, es recomendable comprar los albaricoques con una previsión de un consumo rápido. Pero si no tienes más remedio que conservarlos por unos días, puedes utilizar algún método que evitará la pérdida rápida de cualidades.

Si has comprado un albaricoque al que le falta maduración te aconsejamos guardarlo a temperatura ambiente en una bolsa de papel durante un par de días que conservarlo en la nevera.

Si los albaricoques ya están plenamente madurados, puedes guardarlos en bolsas de plástico en la nevera, pero asegúrate de que sean bolsas perforadas.

Si has preferido comprar los albaricoques enlatados, es mejor que introduzcas los sobrantes en un recipiente que pueda ser cerrado herméticamente, desechando la lata en que fueron comprados.

 

Congelación de los albaricoques

Si al final ves que no puedes consumir tus albaricoques y quieres conservarlos o simplemente elaboras durante el resto del año recetas basadas en este delicioso fruto, la mejor opción es conservarlos.

No dejes estropear los albaricoques, un fruto que ha pasado su día óptimo de consumo puede ser utilizado por ejemplo para mermeladas, con un resultado extraordinario.

Para congelarlos la opción ideal, es partirlos por la mitad y extraerles el hueso. A continuación deberemos de guardarlos en bolsas de plástico y proceder a su congelación.

 

Forma de consumir los albaricoques

Aquí podemos describir múltiples formas de prepararlos o cocinarlos, pero sin duda la primera opción que pasa por nuestra cabeza es comerlos directamente como fruta. En estos casos la única preparación que necesitan es lavarlos previamente con la simple intención de limpiarlos y hacer que se desprenda cualquier impureza que se haya adherido a los mismos, bien en el campo o en su traslado.

Como hemos visto en pasados artículos, los albaricoques se pueden disfrutar de muchas maneras diferentes. Estas frutas de hueso, aparte de su sabor son ideales para cualquier tipo de dietas, sin olvidar los grandes beneficios que su consumo otorga a nuestra salud.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a disfrutar de esta fruta tan maravillosa. Nosotros estamos deseando poder recolectar nuestros albaricoques en su momento justo, para que puedas consumirlos en su mejor momento y de la manera que más te apetezca.

Disfruta del albaricoque, comienza su temporada.

2017-04-24T18:10:38+00:00 Albaricoques|0 Comments

Leave A Comment